Etiquetas


Gustav KLIMT : La Maternidad, 1905  Iniciamos el tercer trimestre, con fuerzas renovadas y el añadido de la energía que nos regala el sol. Siempre a vuestro lado, intentando ser modelo para los niños, acompañándoos en ese  fácil/difícil camino que es contribuir al desarrollo intelectual, físico,emocional y creativo de los peques.

   Siempre me ha gustado este trimestre, empiezas a ver el fruto de la labor en la escuela. Los hábitos están adquiridos, las actitudes hacia el aprendizaje, hacia compañeros, hacia las educadoras…son positivas. Han crecido, en todos los sentidos, ¡ese es nuestro principal objetivo!

   A veces, al hacer valoración del discurrir del curso, tienes presentes algunos  aspectos que percibes como fracaso.No haber hecho partícipes a algunos  padres de nuestra forma de hacer. La falta de conexión deviene en detrimento de logros en los niños. Por eso, creo en la bondad de este blog.  la comunicación puede ayudarnos, acercarnos a esos otros puntos de vista, que los alumnos pueden vivir como contradictorios en su vida. Los niños necesitan coherencia y debemos hacer todos los esfuerzos posibles para ofrecérsela. Es a la vuelta de las vacaciones cuando màs percibes estos desencuentros, aprendizajes que supones interiorizados por los niños , te das cuenta que no son tales. La adquisición de hábitos que tanta constancia, paciencia y cariño supone, en poco tiempo se nos viene abajo. Sabemos de lo positivo y lo necesario que es adquirir recursos que proporcionen al niño la autonomía suficiente y necesaria para luego poder desenvolverse con seguridad en el mundo/colegio. Trabajar esta autonomía no es una tarea que consigas dando a los niños una clase magistral, es la labor de hormiguita, el sumatorio de las actividades cotidianas, la labor de cada momento de la vida diaria de los pequeñitos, a su lado, acompañándoles en el descubrimiento del mundo.

   Hay que intentarlo, los papás y los educadores debemos hacer una tarea complementaria, COHERENTE . Como la PRIMAVERA, con energía, con ilusión, con fuerza renovada, ¡por los niños!.

 

  

Anuncios