Etiquetas


 ¡Nadando como los peces!                                                                                                                                                                    

   Hoy los niños  del curso de natación han hecho una exhibición para sus papás.

   Cuando comienzan, en Octubre no les apatece mucho. Es un esfuerzo grande el que tienen que hacer, empieza a hacer frío, los sacamos de la escuela que es su espacio conocido y seguro, y en la piscina se enfrentan a un nuevo aprendizaje que además se desarrolla en un medio adverso, el agua.

   Después, unos resignados, otros encantados van todas las semanas a encontrarse con Raúl su “supermonitor”. A veces los padres impacientados por las lágrimas de los primeros días “tiran la toalla” y los dan de baja. Los que estoicamente se sobreponen no tardan en sentirse contentos de la decisión.

   Aunque son pequeños y su edad no permite unos resultados de “estilo”, no me cabe la menor duda de que este aprendizaje aporta muchas ventajas al desarrollo, no sólo motor, sino también psicológico. El curso de natación es una disciplina más, los niños tienen que atender, trabajar y esforzarse para conseguir los objetivos. Como es natural estas metas se logran con una didáctica siempre lúdica. 

   ¡Mis felicitaciones a los campeones! ¡A los que nadan como los peces!

   Y con la que está cayendo a esta hora no me digáis que no apetece la imagen de la foto.

Anuncios