Etiquetas

, ,


   Artículo pediátrico. Es innegable que entre los 0 y los 6 años, las visitas al médico forman parte insoslayable de nuestra agenda familiar.

   En otros artículos hemos visto como las defensas de los pequeñitos son escasas y que los niños del siglo XXI, desde muy corta edad están inmersos en un grupo social muy amplio (familia, escuela). También hemos hablado de las posibilidades que el entorno adulto puede manejar y modificar para intervenir en la incidencia de la enfermedad. Tratamientos menos agresivos, o incluso no tratamientos cuando se puedan evitar, buena alimentación (en cada edad nutrir al niño con lo ajustado y abandonar el uso del megabiberón hasta edad escolar), buenas prácticas de higiene en las escuelas (lavados de manos, ambiente saludable), ocio favorecedor de fortalecimiento (menos centros comerciales, más paseos por el campo), y estar muy bien informados en pautas de salud para saber discernir.

   Dentro del último apartado os copio un post de Jesús Martínez, de su blog El médico de mi hij@.

Si pudiera, respiraríaPosted on 30 Septiembre, 2010 by jesus martinez

En el artículo anterior vímos a Manolo sufriendo una crisis de broncoespasmo, y anteriormente se habló de la laringitis. Ahora el problema reside en los bronquios pequeños, las últimas ramas del arbol que sufren un proceso de inflamación y se engruesan disminuyendo la luz del tubo, no pudiendo entrar, pero sobre todo no pudiendo salir el aire de los pulmones. Por esto, se toma aire con esfuerzo (moviendo el abdomen, movilizando la musculatura de las costillas, hundiendo los espacios que hay entre ellas y también se hunde el hueco que hay por encima de la clavícula), y al salir el aire, con más dificultad, hace como un efecto flauta sonando unos pitos caracteristicos.

La causa como no podía ser de otra forma en los niñ@s es vírica casi en su totalidad, el VRS (virus respiratorio sincitial) a la cabeza, pero hay muchos más. Aparece en los primeros meses del otoño adelantándose a la epidemia de gripe, cuando la hay. Como toda viriasis no tiene tratamiento y no hay medicina que la cure, se cura sola. Eso si, durar puede durar hasta 3 o 4 semanas y no es raro que reaparezca más de una vez en las semanas siguientes.

Si se pone feo el asunto y el niño se adormila, se pone azulado o tiene mucha dificultad para respirar se le puede ayudar en el centro de salud o en urgencias con oxigeno o broncodilatadores, ventolin y otros medicamentos que nos pueden venir bien para pasar la crisis.

Podeís encontrar información para padres en la hojas de la SEUP (Sociedad Española de Urgencias Pediatricas) En la barra lateral de enlaces.  bronquiolitis Y para aprender mucho más en la guía ABE enlace de bronquiolitis

Posted in bronquiolitis, procesos viricos | Tagged , | 2 comentarios

Anuncios