Etiquetas

, ,


Membrillos 2010.

  

Membrillos 2010.     Aquí están, los membrillos de la escuela. La cosecha es un poco exigua. Es que el árbol es muy jovencito. Este año, enfermó cuando dio la flor y conseguir estos frutos me parece un logro. Ahora les espera la olla, todos los años lo cocino. No siempre me sale bien, al principio parecía más una compota o una mermelada, pero soy bastante persistente y parece que ya no se quejan los degustadores.

Este año hasta la foto me ha servido de entretenimiento, he estado “fuchicando” con Picassa y ¡voilá! mis membrillos retocados, con efectos…

   Bueno dejando lo culinario, semana variada, ando metida en hacer amistades en Facebook y en Twitter, es un mundo desconocido para mí, atrayente, complejo, ya imprescindible. En un momento, el bombardeo de la actualidad más inmediata te rodea. Como he establecido relación de amistad con otros blogueros del mundo de la enseñanza, alguno de la salud, de la Psicología… tienes la oportunidad de tomar el pulso a la realidad de la práctica profesional de otras gentes. Me resulta muy atrayente y creo que es enriquecedor.

   Empecé hablando de recetas de cocina y luego de un salto en el vacío me he ido a lo virtual. ¿Qué queréis? Esta es mi actual realidad, no sé si algo contradictoria, algo surrealista… Ya se verá.

   Al grano, mis niños. ¿Qué han hecho esta semana en la escuela? Los bebés, ya han iniciado el método de Estimulación Temprana, María ha planteado actividades favorecedoras del desarrollo de la coordinación motora gruesa (arrastre, volteo), de la estimulación visual. Han imitado y reproducido “las palmitas”, explorado las cualidades de algunos objetos. También han disfrutado de las imágenes de algunos animalitos.

   María quiere trasladaros una anécdota, Candela, en su primera semana en la escuela, está hecha una campeona, ya tiene perfectamente asumidas las rutinas de alimentación y sueño, ha aceptado con agrado la presencia de su educadora y en la valoración inicial de su momento de desarrollo, se mantiene sentada sin apoyo, se arrastra y voltea. Tiene fuerza, su tonicidad muscular es ideal. Todavía no ha cumplido los seis meses ¡felicidades a esos papás!

   Mis niños de un año, también han comenzado el Proyecto. Con dos niveles de complejidad en las actividades, para atender a las diferencias de maduración. Los mayores, han trabajado subir y bajar escaleras, conocer las normas del aula, así como a trabajar con diferentes materiales. Los pequeños comienzan con el garabato libre, exploración de objetos, audición y discriminación de sonidos.

   Los de dos años, semana de novedades. Han comenzado los cursos de iniciación al inglés y a la natación. En inglés, Aurora, profesora nueva entre nosotros, no ha tardado en ser aceptada. Los niños, cuando acaba la clase no quieren que se vaya.

   Hemos tenido taller de cocina, sí ya sé que parece un poco contradictorio que niños que aun no saben comer tengan talleres de cocina. Es una actividad muy lúdica, se manchan hasta las cejas, no siempre nos salen bien las recetas (tolerancia a la frustración), trabajamos con materiales cotidianos pero a la vez nuevos para ellos. Hoy le tocaba a las trufas, no nos han salido compactas como para hacer bolitas y hemos tenido que buscar una solución poniendo nuestra creatividad a prueba. Total, se han quedado en una especie de bocadillitos de galleta y mousse de chocolate ¡Mmm..! Deliciosos, os lo podéis imaginar.

   En el taller de ciencias haremos pompas de jabón, también trabajamos con pintura de dedos, papel de seda, bloques lógicos, aros, construcciones ¡crearemos cosas nuevas!

   Buen “finde” Como es largo a disfrutar más y sobre todo mejor.

Anuncios