Etiquetas

, ,


  El título no podía ser otro, se acaba Octubre, un fin de semana largo, el de Halloween o “víspera de Todos los Santos”

    ¡ A ver cómo consigo hilvanar hoy mi artículo! comienza con una pequeñita introducción, que si os interesa, en otro post podemos desarrollar. Pero después me salto a la parte lúdica con que hemos tratado el tema en la escuela. Y por último, me gustaría volver a nuestro resumen semanal. Somos un equipo y nos interesa vuestra cercanía. Así pues comenzando…

El miedo es un proceso innato, una reacción ante una amenaza y fomenta la huida o la inhibición. Se da en todas las personas. Los educadores debemos estar atentos a los que hacen su aparición en las primeras etapas de la vida, a sus manifestaciones, a medida que el niño amplia su horizonte vital.

Hace no mucho tiempo os copié un buen artículo del blog “Crianza Positiva”, os resumo:

¿Cómo ayudar a un niño con ansiedad?
Nosotros como padres tenemos un rol importante para prevenir futuros trastorno de ansiedad. Podemos ayudarlos reduciendo los factores estresantes y potenciar sus recursos personales, aquí te damos algunos consejos:

  • Hablar con él respecto a lo que le preocupa y cómo se siente…
  • Ser modelos de afrontamiento.
  • Exponerlo gradualmente a la situación que le causa miedo o ansiedad y felicitarlo por sus avances.
  • Comprender los sentimientos de nuestro hijos. Por ejemplo el nacimiento de un hermano, la entrada al colegio, una mudanza, etc.,
  • Hablar con él sobre todo aquello que tiene miedo y preguntarle qué es lo peor que puede pasar. Darle soporte y contención.
  • Potenciar sus recursos personales. Proveerle sentimientos de autoeficacia… la autoeficacia está relacionada con la autoestima.
  • Proveerle amor incondicional. Aceptarlo tal como es, demostrándole que nos interesa lo que le pasa, aceptando sus limitaciones sin pretender que sea perfecto.
  • No sobreprotegerlo, la sobreprotección genera debilidad mientras la confianza y la responsabilidad promueven una autoestima positiva. En este sentido, el niño debe aprender de los errores para ser más asertivo y de paso, ganar autonomía.
  • No ser sobre exigente. Es decir que nuestras metas respecto a ellos estén basadas en la realidad y en sus propias capacidades, más que en nuestros deseos…
  • Evitar hábitos perfeccionistas…

De todos modos y aunque yo haya hecho esta cuña, propiciada por la fiesta, os tengo que comentar que en la escuela todo lo que se ha hecho en el día de hoy poco tiene que ver con  sentir miedo.

A primera hora, ayudados por la oscuridad hemos recibido a los niños con la calabaza iluminada, con esa carita espectral y que a los peques ha entusiasmado. Lo mejor ha venido después, Ignacio ha traído para compartir con sus compañeros, unas pastas con forma de fantasma elaboradas en casa y en familia. ¡La verdad es que el afecto que generan los regalos que satisfacen al estómago son de los de para toda la vida!

Las salas ambientadas, las brujas, las calabazas… coloreamos y dejamos nuestra huella en las caretas.

Desde el Lunes, María y sus bebés, han continuado con las actividades de fortalecimiento de la musculatura espinal y abdominal. El equilibrio a partir de la posición de sentado, las emociones, exploración de objetos utilizando el pulgar y el índice, pasar un objeto de una mano a otra. En la asamblea, trabajamos el saludo y la despedida ¡qué bien nos ha venido el peluche del perro como interlocutor! En cuanto a alimentación ¡novedades! Candela, Nico y Enma, empiezan con los purés de verduras. ¡Aprendiendo! Cuchara, nueva textura, nuevos sabores… como siempre con paciencia, con cariño.

Cristina, con sus niños trabajan para disfrutar con los beneficios de la música. Dejadme un inciso, esta semana vi en un vídeo la labor de un equipo de educadores que para el aprendizaje  de habilidades matemáticas (a partir de 1 año), comienzan sus sesiones con actividad física y música, por su estimulación del hemisferio cerebral izquierdo y de este modo mejorar la receptividad.

Sigo. También con las canciones y retahílas trabajamos las normas de la clase. En alimentación ¡conquistando independencia! Nos mantenemos en la silla con agrado, toda la comida. Al principio, no hay conversación posible. ¡Se trata de devorar! Intentamos no derramar mucho utilizando la cuchara. Después del puré de verduras, la comida en trozos nos prepara para el menú que toman los compañeros de dos años.

Con los más jóvenes de la clase, hemos estado buscando objetos. Trabajamos su permanencia y a buscarlos en distintos sitios de la sala. Aunque su juego no es todavía colectivo, ya hacen grupitos, de contacto, de intercambio…

El agua bebida en vaso ¡descubrimiento! Nos mojamos un poco. No pasa nada ¡estamos aprendiendo!

Ana y sus chicos jóvenes de dos años. En el final del mes de Octubre nos hemos recreado en lo experimentado durante este mes. Reconocemos frutos de Otoño, que hemos tenido oportunidad de observar y probar, bajo la atenta mirada de la educadora. Además de reconocerlos, también somos capaces de nombrarlos (piña, piñones, almendras, nuez, castaña… )

Almudena inicia el control de esfínteres (paso de gigante), feliz junto a Lucas y Pablo que ya prácticamente lo han logrado.

Inés, en su fase de acomodación por el nacimiento de su hermana Ana, todos los días, en la asamblea nos comenta sus cosas “es pequeñita y la cuido mucho”

Pablo con el afianzamiento de sus relaciones sociales con los compis, gana por día en seguridad y va venciendo su timidez. Participa más, canta las melodías de la unidad (se las sabe todas)… ¡vaya verbos: participa, canta, sabe… )

Carlota, tiene suerte, este fin de semana viaja al lado de sus abuelos. Va a Gijón. Tomará fuerzas porque a la vuelta nos espera el control de esfínteres. ¡Adiós al pañal!

Macu y Nines, también dan por finalizada la unidad de Otoño. Sin embargo, algunos objetivos, ya os habréis dado cuenta, se trabajan todos los días, por su importancia para el desarrollo personal y social del niño, porque son importantes e imprescindibles para la convivencia con los demás. Saludar y despedirse, aprender a comer sin ayuda, aprender a compartir, cuidar y recoger el material utilizado…

Al final de esta unidad hemos disfrutado observando los aprendizajes adquiridos. Cantamos al Otoño, recitamos poesías, expresamos y comentamos lo que hemos explorado, manipulado y vivido con los cambios de colores, de paisaje, de frutos, de tiempo…. que nos ofrece el Otoño. Hemos conocido un poco más sobre algunos animales como las ardillas, los caracoles (compartimos la clase con uno)…

Caracol.

¡Maravilloso Otoño!

Hoy empieza a llover

y las gotas a caer

que ellas nos dicen así

el Otoño ya está aquí.

Las hojas se caerán

y en el suelo quedarán

ellas nos dicen así

que el Otoño ya está aquí.

¡Buen fin de semana!

Nota: Receta de las pastas de Marina.

Ingredientes de la receta:
150gr azúcar
200gr de margarina
1 huevo
harina hasta que la masa no se queda pegada en la mano y se puede moldear.

Cómo Hacerla:
Se baten muy bien la mantequilla y el azúcar. Despues echar el huevo y
batir hasta hacer casi una crema. Por último se echa harina mientras
se mezcla todo con barillas. Llegara un momento en que habra que
continuar amasando con la mano. La masa está lista cuando no se queda
pegada en las manos.

Truco para manchar poco:
Se coloca una hoja de papel vegetal para horno, la masa y otra hoja de
papel encima, se pasa el rodillo se estira bien la masa, se separa la
hoja superior y se cortan las galletas al gusto, con un molde comprado
o con un vaso si las queremos redondas. se retira la masa sobrante y
se meten en horno, con el papel, asi evitamos manipular y deformar.
Horno:
A media altura, durante 7 minutos a 200º ,¡¡¡ mirar que esten doraditas!!!!

¡que os salgan ricas!

Anuncios