Etiquetas

, , ,


  

¡Disfrutando, aprendiendo!

¡Disfrutando, aprendiendo!

    Vivencias de un grupo de niños, papás y educadoras. Esto es lo que intentamos hacer todos los viernes, reflejar nuestro día a día en el apoyo al crecimiento y desarrollo de nuestros chicos. ¡Le resta mérito el hecho de que lo que hacemos no es por obligación! ¡Es nuestra pasión! Aún así no todos los días son de color de rosa, ni muchísimo menos. Porque es nuestra pasión nos involucramos y gozamos con los logros y sufrimos con los fracasos o las incomprensiones.

   Estoy escribiendo el próximo artículo, niños de 2 a 3 años, y en el reccorrido no puedo evitar la evaluación, no de logros en los niños, sino más bien de procesos y procedimientos en los adultos. Es por ello uno de nuestros objetivos más definidos, lograr establecer un buen canal comunicativo con los papás que armonice y haga coherente nuestro proceder de adultos con los chiquitines. No insisto en el tema, en el próximo post, pido reflexión. ¿Cuáles son nuestras pautas? ¿ Cuáles son las vuestras?… ¡el niño está en medio!

   Esto es lo malo que tiene estar escribiendo dos artículos a la vez, se te cruzan los cables y me sale la vena reivindicativa de reconocimiento de las capacidades del niño.

   Ahora si. ¡Vamos con nuestra semana!

   Los “minis”, esta vez os describo alguna actividad. Para estimular el arrastre. Tumbamos al niño boca abajo, en el suelo y se le muestra un juguete desde una distancia adecuada para provocar la elevación del tronco y cabeza. Para ello cuidaremos de la posición de las palmas en el suelo. Después iremos alejando, poco a poco, el objeto, para que se motive e intente ir detrás de él arrastrándose.

   Flexionamos una de sus piernas y colocamos nuestras manos en las plantas de los pies, para que le sirvan de apoyo y en ellas se pueda impulsar, en su movimiento de arrastre en dirección al juguete.

   Otras actividades, la reproducción de palmas y movimientos de “adiós”, trabajando motricidad, estimulación sensorial, atención… con canciones como “palmas, palmitas”, “saco la manita”, “cinco lobitos”. Les ayudamos a buscar la posición, juntando las manitas y aplaudimos.

   En alimentación seguimos incorporando ingredientes a nuestra dieta, ya comemos también ternera añadida al puré de verduras. Trabajamos la cuchara, la posición de la lengua al comer con cuchara es distinta que para succionar ¿lo teníais en cuenta? ¡son muchas cosas nuevas las que hay que aprender!

La familia de Tap Tap.

 En la clase de Cris, empezamos a disfrutar con los más chiquitines de sus primeros pasos autónomos y con los más mayores de sus primeras frases.

    Trabajamos los contenidos de la unidad, la comprensión y la atención, les damos 4 ó 5 objetos que el niño conoce y les pedimos uno de ellos. Jugamos al “recogepelotas”, repartimos varias pelotas por el suelo y jugamos a recogerlas y dejarlas en la cesta. Jugamos a “manos y pies”, les explicamos donde están nuestras manos, las mostramos, también los pies. Cuando digamos “manos”, todos las levantamos y al decir “pies” nos agachamos, si estamos sentados, damos golpecitos con ellos. Después cantamos canciones, “saco una manita”. Jugamos con los muñecos del aula, nariz, ojos, boca, etc… cada vez que nombramos una parte de la cara le pegamos un gomet. Al acabar, aprovechamos para la adquisición de hábitos de orden y les pedimos que nos ayuden a recogerlos.

   En alimentación, como sabéis, todos los días, después del puré “el mini plato pedagógico”, trocitos de comida entera para aprender a masticar y conocer más sabores y texturas. ¡Es lo nuestro la exploración! Pero se nos da de perlas, nos mueve la curiosidad. Con calma, tenemos muchos días por delante. El objetivo, al cumplir dos años, el menú de mayores: dos platos de comida entera. Bueno a Mateo se lo vamos a adelantar un mes, está cansado de purés y su cuerpo de muchachote requiere otra “manduca”.

   Los niños de 2, nuestros chicos más mayores, los que el curso que viene van al cole. Dejamos atrás la unidad del Otoño. Como dice Pablo, uno de los más jóvenes, “en oño aen las hojas”, no lo he escrito mal, lo dice así. Para los no avezados en lenguaje infantil, al principio puede sonar hasta raro.

    Como os comentaba la semana pasada, han iniciado unidad, la familia y la casa son el centro de interés. ¿Quiénes la forman? ¿Cómo se llaman sus miembros?.. Ya le he pedido, en Facebook, a Peca y Lino, que nos suban el cuento, “una tarde en casa de Lino”, y que así también podáis disfrutarlo en casa. Las dos mascotas, como habréis podido comprobar ya forman parte de nuestras vidas. ¿Quién no tararea de vez en cuando “Peca y Lino están aquí han venido a conocerte… ”

   En este enlace podéis acceder a algunas actividades online en inglés del proyecto. La teacher os agradecerá la colaboración en el aprendizaje de la segunda lengua, desde casa. 

Peca y Lino.   Nos ponemos y quitamos el baby, abrigo, gorro… ¡solos! Los más jóvenes del grupo colaboran con la educadora para iniciar este aprendizaje. ¡Atención papis! En casa podéis colaborar, les entusiasma, conocen sus habilidades, crecen…

   En este nivel también trabajamos las partes del cuerpo, con ejercicios de expresión corporal y acompañando las canciones con movimientos rítmicos y bailes.

   Hemos iniciado el aprendizaje del trazo vertical, nos ayudamos con retahílas:

araña, araña

con patas muy largas

que sube, que sube

y que bajaaaaaaa…

   En el taller de ciencias, seguimos experimentando, soplamos con una pajita sobre pintura para crear nuestras obras plásticas.

   En alimentación, pues con nuestro menú de mayores. ¡Hay que estar preparados cuando lleguemos al cole! Comemos cremas, lentejas, arroz, macarrones, pescadito, pollo, carne guisada, al horno… ver más en el menú de la escuela (ya sabéis que siempre está colgado en la página)

   Siempre cuando estoy acabando estos resúmenes me queda una sensación doble, los veo largos (la gente se queja) y los veo cortos, pienso que aún os gustaría saber más de lo que hacemos en la Escuela. Se admiten sugerencias “plis”

Anuncios