Etiquetas

,


   Estas semanas de Diciembre tienen algo especial, para algunos aire de fiesta, de felicidad, para otros de nostalgia, de recuerdo; los hay que no saldrán de la atmósfera del exceso y quizá, este año, de la privación, otros.

    No estaría mal que buscásemos aquellas cosas positivas de la vida que nos enriquecen como personas. Como los tiempos no están para tirar cohetes, quizá el recurso de la mirada hacia nuestro interior pueda resultar. Mi propuesta es cultivar la fantasía, la imaginación, la creatividad, la ilusión… y lo que nos aportan en la relación con los demás. ¿Qué tal soñar?

   ¡Yaaaaa! no pienso , ni quiero ponerme “ñoña”.

   Cuando haga mi repaso por los blogs de la red buscaré cuentos, historias, poesías, vídeos, música… que alimenten el espíritu de la Navidad.

Anuncios