Etiquetas

, , , ,


Papageno y Pamina.

    Ayer, la cocina, hoy la música y para más señas la ópera.

    Son dos de mis pasiones, de la primera sé algo, de la segunda se puede decir que nada. He llegado tarde a este placer pero dicen que nunca es tarde si la dicha es buena. ¿Se entiende que algo sobre lo que no tienes a penas conocimientos te apasione?

    Pues esa es la grandeza de la música, hace sentir. Cada día en Facebook sigo los comentarios de Georgina, tiene una preciosa página que nos invita a conocer, explorar y recrearnos en el mundo de la òpera, un arte completo que aúna lo dramático y lo musical. Que nos permite el disfrute de sus argumentos con todas sus pasiones y el deleite de la música y el canto, con su increíble capacidad de trasladarnos al mundo de la ensoñación.

    He copiado fragmentos de sus textos, Georgina selecciona, recomienda, nos aproxima al mundo de los sentimientos y las emociones de muchas, muchas obras…

    – ¿Qué aporta la ópera al mundo infantil?
    Sus argumentos son historias estupendas, a menudo demasiado increíbles para un adulto, pero con toda la fantasía de los cuentos infantiles, y como éstos las óperas alimentan la imaginaciónde los niños y les ayudan a descubrir el mundo y a conocerse poniendo en orden, ideas y emociones… Poner palabras a los sentimientos les ayuda a vencer fantasmas, a sentirse fuertes, les ayuda a crecer. Pero además, en el caso de la óperas, la música, que es un lenguaje privilegiado de los sentimientos, puede resultar la forma más directa de expresar emociones (saltando, bailando, cantando…), de estallar de gozo, de desahogarse en caso de disgusto, de relajarse cuando el niño está inquieto. Y por si fuera poco, en la ópera, de la forma más lúdica, los jóvenes pueden conocer a grandes personajes y mitos de nuestra cultura occidental (Orfeo, Ulises, Don Juan, Carmen…) que a lo largo de la vida seguro reencontrarán en sus estudios, en loslibros, en las películas… (Guía Infantil.com)

    La vida del niño se ordena por ritmos rutinarios que lo llevan a repartir su vida entre la intimidad del hogar y las salidas en las que puede explorar el mundo exterior con la seguridad que da la mirada atenta del adulto acompañante.

    El niño se recrea con el agua de su bañera, con la arena cálida de la playa, mirando la danza de la cometa o lanzándose en plancha sobre el sofá repetidas veces. De repente corre, de pronto contempla… el ritmo de la vida es constante, pero el tempo de cada actividad cambia libremente.

    En esa “primera libertad vigilada” el niño crece en emociones nuevas, y si le ofrecemos música le ayudaremos a crecer en armonía.

    Porque escuchar el mundo que nos rodea y las músicas que ha inspirado, así como reconocer en esas músicas sus propias emociones permite al niño, ubicar y empezar a compartir sus descubrimientos de cada día. Psicólogos y psiquiatras confirman la capacidad de la música para dar sentido al mundo exterior proporcionando confianza.
    … porque quiero pensar que aficionarse a la ópera no es incorporarse a un “selecto club de entendidos” sino aprender a disfrutarla y a compartir gustos y opiniones. En realidad, las historias que cuentan las óperas casi siempre resultan ser fantásticos cuentos, y así os las vamos a contar. Así que preparaos para conocer a reyes aventureros, princesas en peligro, malvadas brujas, valientes caballeros, algún ingenioso barbero, niños traviesos… Hay cuentos para todas las edades y para todos los gustos.

    …Y aprovechando que mañana despedimos al Otoño y comienza el Invierno, un vídeo de “Cuéntame una ópera”:

Invierno
F. Chopin, Estudio nº 23 en La menor Op.25 nº11
“Viento en invierno”

    “Todo parece en calma antes de desatarse el tremendo vendaval. Unas notas inquietantes parecen decirnos que algo va a ocurrir. La respuesta llega, de golpe, y nos arrastra con fuerza. Se trata del “Viento de invierno”, que así se titula este “estudio” de un gran compositor y pianista polaco, Frederick Chopin.

… un frío día de invierno, una de esas tardes apacibles en que apetece merendar chocolate caliente con churros o tostadas con mantequilla y miel. Hacer MANUALIDADES o meterse en la COCINA es lo que os sugiere Mirlo, SIEMPRE EN COMPAÑÍA DE BUENA MÚSICA.

Anuncios