Etiquetas

,


Fiesta de Navidad. Curso 2010-2011.

    Lo primero de todo ¡Feliz Navidad!

    No me he olvidado de la fiesta de en la Escuela. Quería escribir el post como de costumbre, para publicarlo el jueves, pero estos días de minivacaciones se descansa de la tarea laboral y es casi más difícil encontrar un momento, a solas, con el tablero del blog. Los preparativos de las comidas familiares, las comidas y las post comidas ocupan casi toda la agenda. Total que el poco tiempo que queda libre, a duras penas consigues recuperarte de los efectos de los eventos navideños.

    Pero sí, aunque sea breve, creo que se merece una reseña. Este curso hemos hecho algunas modificaciones en el planteamiento de la fiesta, queríamos que os fuese fácil asistir, por eso cambiamos el horario. Siempre la hemos hecho por la mañana para que pudiéseis disfrazarlos. Así es que sopesamos, no queríamos perder la posibilidad del cambio de apariencia y su consiguiente sorpresa, y tampoco queríamos renunciar a que viniéseis más papás, luego ¡tendríamos que disfrazar nosotras! y ¡apostamos por ir a por todas!

    Después de la siesta, la fiesta. Hubo un primer momento, al despertarlos, de confusión. Nos ponía nerviosas que todo estuviera a punto, a la hora. Respirar hondo, coordinarse y con la colaboración de algunas mamás/tías todo fue sobre ruedas.

    Varias veces os he comentado nuestro interés en buscar vuestra proximidad, nos gusta la cercanía, que sepáis qué hacemos, cómo lo hacemos y por qué. Y estos ratitos de convivencia facilitan que nos conozcáis, que sepáis quién os está ayudando en el crecimiento de vuestros hijos.

    El programa corto pero de categoría (todo el mérito para los artistas). Pensando que ya es un exitazo el que los chiquitines se vean rodeados de adultos que desconocen, de indumentarias que no saben muy bien cómo interpretar…  el que luego sean capaces de cantar un villancico o hacer la pequeña coreografía de la canción de inglés, es un triunfo.

    Que Ana, la cuentacuentos, nos recite un poema de tres cuartos de hora, y sean capaces de atender, de responder, de identificarse… ya suena a milagroso. ¡Pues lo hacen! ¡Responden como unos campeones!

ES NAVIDAD.

ES NAVIDAD


Una estrella en el cielo hoy brilla mucho más,

abrimos los regalos y comemos mazapán.

¡Es Navidad!

¡Es Navidad!

Que suenen las campanas,

todos a cantar.

¡Es Navidad!

¡Es Navidad!

Estamos muy contentos, a bailar.

    Del ágape poco que decir, fueron los prolegómenos de la ardua tarea que les espera a nuestros aparatos digestivos todos estos días.

    No quiero acabar sin hacer una mención a mis chicos mayores, los que ya no son alumnos nuestros pero que de vez en cuando vienen a ésta que saben siempre será su casa.

    Y vosotros, los papás, abuelos, tíos… Gracias por vuestra participación y cariño.

    Ejercimos nuestro lema:

    ¡Aprendiendo, disfrutando! Nuestro deseo, que sea así por muchos años.

NOTA: para Reyes sorpresa, espero poder hacer una presentación con las fotos que aporten los papás.

Anuncios