Etiquetas

,


    Un artículo interesante y curioso de Luis Miguel Iglesias Albarrán:  “Bajitos, rechonchos, con ruedas y con una pantalla para proyectar la cara de la maestra. Así son los robots-profesores que acaban de instalarse en las escuelas surcoreanas. Se llaman “Engkey” y han llegado para promover otra forma de aprender; por el momento, sólo inglés., ”

   Así, de primeras, sorprende. Después reflexionas medio minuto y dices los chicos en Infantil se identifican enormemente con las mascotas de los Proyectos que utilizamos. Siempre comentamos cómo a través de las aventuras, actividades y retos que proponen Tap Tap o Peca y Lino, ellos exploran, manipulan, descubren mundo. Claro está que estas mascotas son recursos de las educadoras que se valen de la identificación del alumno con el muñeco para motivar y estimular a los pequeños. Bueno, pues en la misma línea no veo mal a los robots, como recurso, instrumento, técnica o como queráis llamarle. Le veo la parte positiva de la interactuación lúdica que no siempre consigue el adulto.  

¿Qué os parece?

Anuncios