Etiquetas

,


Taller Abierto de Aprendizaje en Colaboración.

    Corre que vuela, ya otra semana toca a su fin. Andamos liadas, nos hemos inscrito en algunos cursos online, uno Redes Sociales en educación, otro La informática en el aula de Educación Infantil y el tercero Proyecto Curricular en Infantil. Sólo el primero ha comenzado, y tengo que contaros que estoy encantada. Somos 275 docentes de todo el mundo y como dice Juán José Haro “cada uno aporta sus conocimientos y experiencia y esta inteligencia colectiva es la que proporciona el mayor aliciente al taller”.

    También tenemos hilvanada una encuesta que nos gustaría que rellenáseis. El objetivo es vernos a través de vuestros ojos. Evaluarnos para modificar lo que sea necesario y mejorar.

    …más cosas, de las super importantes ¡ha nacido Diego! un precioso chicarrón de más de cuatro kilos que es la felicidad de la familia entera, incluido Pablo que no ha manifestado ningún síntoma de sentir su atención mermada o su terreno invadido. ¡Felicidades!

    … más, Jesús ha publicado un artículo “No todos los legañosos tienen conjuntivitis” . La medicación sin un diagnóstico, sin un tratamiento ¿cuántas veces lo hacemos? ¿se debe hacer? ¿lo hacemos para proseguir con nuestro ritmo laboral disimulando la enfermedad? ¿hay “un quitarse de en medio la responsabilidad, cuando las escuelas exigen informes médicos para admisión de los alumnos enfermos? No os olvidéis de que medicar sin necesidad tiene consecuencias.

    … más de nuestros niños, pues si, en la escuela ya estamos con la velocidad de crucero que imprime estar en el ecuador del curso. Como hasta ahora los “minis”, con su programa de estimulación, abriendo sus sentidos al mundo. Han trabajado su imagen en el espejo, movimientos dirigidos (con la cabeza decir si/no, con las manos, los lobitos/las palmitas), movimientos de boca asociados a sonido (imitamos al perro/guau, al gato/miau, a la vaca/muu, al pato/cuá…).

    Los de un año ¡ay! llevo una semana entera oyendo los lamentos de Cris, su educadora. No me perdona el comentario, sobre sus peques, de la semana pasada. Yo, a duras penas, consigo convencerla de que mi crítica es constructiva y que para nada interfiere con el reconocimiento de los logros que tienen en otros aspectos del desarrollo. Es justo que esta semana le demos la réplica, así es que os escribo su repaso de la semana:

    Esta semana hemos he hecho un circuito para trabajar la subida y bajada de escaleras gateando. Hemos seguido experimentando con las prendas de vestir, ha tocado quitarse la bufanda.

     Amplían vocabulario. Claro como estamos rodeadas de invierno, en las paredes, en los murales, en los objetivos, en las actividades… y por supuesto en la calle, pues los términos que ha aprendido forman parte de la unidad: gorro y zapato. Con el correpasillos como apoyo/instrumento se desplazan por dónde quieren ¡emulando a Alonso!

    La coordinación óculo/manual, la rotación y percepción de muñeca, la pinza… con los garabatos que cada día les emocionan más. Otra historia son los gomets, exigen pinza y fuerza ¡reto !¡a trabajar! eso si, poco apoco.

    Novedad de la sala, la incorporación de un compañero, Álvaro. A pesar de que sus papás están bajo los efectos de la natural preocupación por el inicio de su vida escolar, él ha respondido como un campeón. Lagrimitas en la despedida que escasamente duran un segundo más después de la partida, de lo que hasta ahora era únicamente, su seguridad. Come medianamente, duerme como una marmota, se desplaza por la sala como si la conociera de toda la vida… y empieza a establecer su vínculo de apego con la educadora. Bueno, sé que es difícil, pero tranquilidad. Es chiquitín y requiere tiempo, paciencia y mucho cariño.

    Alguno, no digo nombres, echando un pulso en casa. Es evolutivo, a los comienzos de los dos años, ya saben que su comportamiento tiene la posibilidad de modificar situaciones… y lo hacen en función de su necesidad de ir conociéndose a sí mismos, y en función de su necesidad de atención, más o menos determinada por estados ánimicos.

    … más cosas de mis chicos, los mayores siguen inmersos en las actividades, láminas, conversaciones, cuentos, audiciones… que les motivan a explorar, manipular, observar el tiempo que hace, la ropa que necesitamos llevar para abrigarnos (conocemos sus nombres, nos las ponemos y quitamos, trabajando habilidades y reflexionando sobre las diferencias frío/calor) y para defendernos de la enfermedad. Trabajamos la alimentación como fuente de salud, la necesidad de cuidar el cuerpo para estar sano.

    Las series nos ayudan a ordenar, clasificar… discriminamos sonidos producidos por nuestro cuerpo: toser, estornudar, reír, llorar, bostezar…  muy atentos escuchamos y diferenciamos. En plástica, tomamos contacto con uno de los grandes, Leonardo Da Vinci. Ya La Gioconda forma parte de nuestras vidas, todos los días nos mira con serenidad, con alegría, con misterio…

    … más, lo de cada fin de semana ¡que disfrutéis! Yo he empezado el mío ayer, fui a la ópera (Mmmm… ) La Traviata. Violeta, Alfredo… Verdi ¡Qué pasión!

   EL INVIERNO, Vivaldi

Anuncios