VI Encuentro Internacional de EducaRed, conferencia de inauguración, Ferrán Adriá, no da recetas, habla de cómo ha sido el proceso para que las que hace sigan siendo un placer creativo e innovador.

  Alli, muchos docentes, deseando conocer los mimbres que tejen la cocina de la educación.

  Tampoco hay recetas. Ponencias, debates, talleres… con ingredientes de buena calidad:

  • Se puede empezar a innovar cuando te desbloqueas de la costumbre.
  • Lo que está ocurriendo en el mundo exige disrupción.
  • Basar la educación en el aprendizaje no en la evaluación.
  • El primer problema pedagógico que tenemos es la pedagogía tóxica, alumno entendido como producto.
  • Hoy las tecnologías se traducen en empoderamiento del ser humano.
  • Con la actitud 2.0 se sabe que hay que estar aprendiendo constantemente, con ganas de compartir y sabiendo aprovechar la inteligencia colectiva.
  • Hoy hay un cambio estructural muy importante, la gente que tiene espíritu de empresa va a controlar ese cambio.
  • ¡Hay que provocar el cambio! Cada uno, en su campo de posibilidades, debe favorecer la implicación de su colectivo.
  • Si los niños saben enseñarse a sí mismos como funciona un ordenador ¿qué más son capaces de aprender por sí mismos?
  • Con la red aparece el paradigma de lo social, no hay fronteras.


  La mano artesana de algunos cocineros, Piscitelli, Dolors Reig, Jordi Adell, María Acaso, Bill Drayton, Sugata Mitra, Judi Harris… y sus sensibilidades para conocer las necesidades de los comensales.

  Todos lo sabemos, si hacemos un buen plato, querrán repetir, si no es así, se buscarán la alternativa.

http://mediateca.fundacion.telefonica.com/visor.asp?tx-hfteie2011-v1-s9-p18

  También sabemos todos que no hay receta buena si no está elaborada con la empatía  como habilidad (Bill Drayton) ¿Lo sabemos?

  Y que no puedes cocinar para muchos como si fueses a comer tu solo ¡Sal de tu egocentrismo y ponte a disposición de un buen equipo!

  Porque si cocinas sólo desde tu perspectiva tal vez no ofrezcas lo que los demás necesitan comer.

  La rutina cansa, ciega el deseo… inventa, rompe con lo que no sirve, deja que emerja la pedagogía del “querer”.

  No hay una buena comida que no acabe en dulce. Lo ha habido y de lujo, las caras, los abrazos, las charlas, las risas, las miradas cómplices de tantos docentes que toman forma física ¡Con un fuerte nexo,  la actitud 2.0!

  Un grupo de “tikeros” poniendo toda la carne en el asador. Gracias EducaRed.

  Si quieres saber cómo se coció todo, empieza aquí: Mediateca

  De despedida, mi agradecimiento a tantos buenos compañeros y un abrazo muy especial a dos personas @luz_tic, por los buenos momentos que hemos pasado juntas y Juan Domingo Farnós, una ausencia inexplicable en EducaRed.

 

 

Anuncios