Etiquetas


  Listos, preparados… en menos que canta un gallo estamos en un nuevo año. Sólo cambia un dígito y pensamiento y corazón aunados, puestos a desear.

  Es cierto que hay mucho de convencionalismo social, en estas fechas, en nuestro comportamiento. Pero qué queréis, cuando las circunstancias invitan a soñar no voy a ser yo la que les ponga “un pero”.

  Es cierto que no es año de muchos planes a medio plazo, la inestabilidad laboral y económica, los han convertido en pura entelequia. Tampoco me van a fastidiar el momento.

  Voy a desear, quizás con más empeño, todo aquello que todos anhelamos, lo irrenunciable…  voy a desear lo cercano, lo que tengo a mi alcance, lo que si no acometo pierdo. Y voy a desear lo utópico, dejaría de ser yo si lo hiciera ¿qué le voy a hacer si es mi esencia?

  Despido al 2011 con ganas ¡Ojalá hubiese sido de otra manera! Despido al 2011 con mucha emoción, nació Escuela enREDada. Esa escuela que andábamos soñando y un día decidimos que si no emprendíamos el reto nunca nos perdonaríamos no haberlo hecho.

  A fin de cuentas, VIDA, con sus luces y sombras. Para vosotros, también deseo. Deseo lo mejor… que os sintáis bien con lo que pensáis, con lo que hacéis, con lo que queréis. Y aunque es una frase muy manida, nunca será frívola ¡No dejéis de perseguir los sueños!

Anuncios