Etiquetas

, ,


  Porque no es lo mismo hacer que no hacer. Porque no es lo mismo hacerlo bien o hacerlo mal. Hacer y hacerlo bien.

  ¿Obviedad? Puede, también obligación, responsabilidad y compromiso. El que tenemos como educadoras de Infantil, una de las etapas más importantes de la vida.

  ¿Exigencia? Sí, permanente de aprendizaje, de mejora. Ese es nuestro día a día.

  Este semana hemos contado con una de esas oportunidades que se venden caras por su excepcionalidad, @rakel_ca y @larita20, Raquel y Lara en la vida 1.0, se acercaban a darnos un abrazo, emocionado ¡Qué le vamos a hacer si somos lloronas!

  Pasados los primeros momentos de verbo atropellado por la urgencia de contar y contar, se hizo hueco nuestra protagonista, la PDI.

  Les contaba mi desasosiego, una vez más, para que su uso sea el adecuado y contribuya a la optimización del desarrollo de los niños, nuestra finalidad siempre.

  Lara, formadora TIC, pedagoga y con la cualidad para mi más preciada, apasionada de la educación nos va a ayudar “a hacer”, “a aprender”. Porque necesitamos saber más, conocer todas las posibilidades de ese filón de aprendizaje que es la pizarra digital interactiva en Infantil.

  Les contaba cómo hemos enfocado la atmósfera de uso de esta herramienta. Pensamos que en estas edades en las que la importancia la tienen, no tanto los contenidos como, la facilitación de actividades y experiencias que conecten con sus necesidades, capacidad e intereses, programamos teniendo en cuenta:

  • La coherencia con el resto de la programación.
  • La flexibilidad para disfrutar de la atención del niño.
  • Y la dinamicidad, indispensable para la tarea educativa en Infantil.

  Que la integramos en el conjunto de los objetivos, para poder trabajar aspectos cognoscitivos, afectivos y psicomotores.

  Que tiene un lugar muy importante en nuestras metas, que desplegamos una serie de actividades que sean globalizadas y significativas para el niño. Que mimamos los métodos para que las experiencias sean motivadoras sin sobreestimular sus  cerebros en desarrollo.

  Y que de momento, estamos atentas, expectantes, para ver cuáles son las actividades que conducen y alimentan al proceso de aprendizaje.

  Muchas cosas más hemos hecho esta semana, el paseo por el barrio, con sabor a caramelo, ha sido otra experiencia, ésta basada en la actividad física, la observación y el descubrimiento…

  NOTA: No he podido resistir la tentación de compartir con vosotros la imagen de nuestra mimosa rebosante de flor. No soy buena fotógrafa, a ver si para el próximo post tengo alguna mejor 🙂

Anuncios