Etiquetas

,


  Hace un mes, en una visita a un blog al que estoy suscrita, Kids Zone, encontraba la idea que ha inspirado este taller.

  La merienda con fresas y nata es un clásico en la escuela y estaba pendiente. La festividad de San Isidro, en puertas. La primavera sin ser homenajeada como debiera…

  Motivos no faltaban y como ganas tampoco, pues dicho y hecho. Una primera invitación les llegaba a los padres vía correo electrónico y vía Facebook.

  Todas las semanas, uno o dos días, el pensamiento y la acción ocupados por mil y una tareas, tareas de la escuela. Ahora corto, ahora pego, se trataba de hacer entre todos los que pudiéramos, la ambientación para la fiesta de la primavera.

  Queríamos lunares pero no repetir los del año pasado así es que en vez de mantones por las paredes, estupendas rosetas de colores darían el toque pretendido, sabor andaluz.

  Papeles de colores, plisaditos y atados, globos envueltos en lana encolada, banderines de mil colores han sido los viernes de los padres.  Y la labor de los niños, mariposas de alas de seda, de gomets, de plastilina, de color.

  Y llegó…

¡Un  regalo que nos hemos hecho todos! Compartir un buen rato…

Anuncios