Etiquetas


  Última semana de julio, en una escuela que no para. Las despedidas empezaron en junio y aún continuamos.

  Se quedan atrás objetivos, actividades. Vivencias únicas de un curso muy especial.

  Este mes, comprometidas con el descanso y la diversión de los alumnos que nos han acompañado, nos hemos dedicado a “mini proyectos” vacacionales. El agua, al principio. Aún queda alguno por ahí que al meterse en el baño en casa dice que es su barco pirata. Y esta semana hemos viajado.

  La línea entre lo real y lo imaginario en la escuela, siempre es difusa. El animismo de los niños parece contagioso y nos envuelve en un halo, en nuestro mundo todo lo que imagines es posible.

  Empezamos con pompas de jabón y de su redondez nos fuimos a la de los planetas que tenían algún rasgo de realidad que rápidamente, con la intervención creativa de los niños, mutaba en invención.

  Después, construimos un artefacto, nave o cohete, espacio en el que los pequeños se han sentido dueños y señores. Nos iba a llevar a la Luna. Pero ¿quién dijo miedo? Lo nuestro es descubrir.

  Valeria lo insinuó, lleno de estrellas, purpurina y con un verde fructífero y esperanzador, no podíamos resistirnos a tanto atractivo ¡Viajemos al planeta Fantástico!

  Y del planeta Fantástico, en montaña rusa, a la realidad de las despedidas. Vienen dos días de abrazos y… es seguro que lágrimas. Ya se van casi todos.

  Los que os asoméis por el blog, aquí me encontraréis, de mi no os libráis. En agosto, estoy en Madrid, en la escuela. Tengo mucho trabajo y como ya no sé vivir sin contarlo, cuando eche de menos el efecto beneficioso del intercambio, os escribiré sobre lo que me tiene más loca que cuerda.

  Con más voluntad que conocimiento ando enREDada en la creación de un WordPress.org que haga más fácil la comunicación y la colaboración con todos vosotros. Tengo muchas dificultades porque no sé hablar el lenguaje que el nuevo sitio web requiere, así es que como si me hubiera ido a un país extranjero, busco la manera de que mi precioso ThemeKraft se entere de lo que quiero (Curso pendiente, añadido a la interminable lista)

  Y ando también enfrascada en abrir el enREDo. Hoy, sólo apunto detalles de un pequeñito proyecto que nos ilusiona. Dará sabia nueva a escuela enREDada. El protagonista es un árbol que soñamos frondoso, un espacio de aprendizaje, construido con la inserción de recursos y actividades vividas a la sombra del trabajo por proyectos. Vivirá con nosotros los cambios y nosotros con él experiencias educativas, sus ramas se poblarán de vídeos con ficha pedagógica. Pensando en un entorno para el Primer Ciclo de Educación Infantil pero que se podría enriquecer con la continuidad de otras etapas. Aliados, la pintura, la música y las emociones.

  De momento hasta aquí…

  Y por hoy poco más.

  Agradecimiento siempre y mis mejores deseos para las vacaciones.

Anuncios